Sopa de pescado berasategui robin food

Sopa de pescado berasategui robin food

Sopa de pescado mediterránea

La sopa de pescado es un sabroso plato elaborado con pescado fresco, imprescindible en la tradición culinaria de las regiones marítimas italianas. Cada ciudad que mira al mar tiene su propia receta; basta pensar en el famoso caldo ligero de Fano, en la típica sopa de almejas o en un simple guiso de pescado. Lo que hace que esta sopa sea tan especial es el caldo de pescado, de intenso sabor, elaborado con los restos de pescado que liberan todos sus aromas durante la cocción. Si acompaña la sopa con rebanadas de pan casero, dará un toque rústico y genuino a este delicioso primer plato. Aunque es un poco laboriosa, la sopa de pescado merece ser preparada: ¡sus sabores y aromas te transportarán junto al mar durante un día!

Para hacer la sopa de pescado, empiece por limpiar los dorados: después de haberlos eviscerado y enjuagado, córteles el lomo a la altura de la espina central 1, y divídalos en dos filetes 2, luego retire las espinas más pequeñas con unas pinzas especiales para espinas de pescado 3, sostenga el filete tumbado en la tabla de cortar y frótelo con la punta de los dedos para localizar las espinas. Guardar los restos de pescado que se utilizarán para el caldo.

Sopa de pescado a la francesa

Si tiene su propio caldo de pescado casero, puede utilizarlo en lugar del agua y omitir los cubos de caldo y la cocción a fuego lento de las cáscaras de las gambas. También puedes omitir la cocción a fuego lento de las cáscaras si tienes poco tiempo y utilizar gambas sin cáscara o precocidas en su lugar. Se puede utilizar salmón como alternativa al bacalao.

Poner el agua a hervir a fuego lento en una olla de 4 cuartos. Mientras el agua se calienta, pela las gambas y pon las cáscaras reservadas en la olla. Cocer a fuego lento las cáscaras tapadas durante 10-15 minutos. Cuele el líquido a través de una gasa. Deseche las cáscaras y añada suficiente agua para obtener un litro de líquido. Devuelve dos tazas del líquido de las gambas a la olla y llévalo a ebullición. Cocer al vapor los mejillones en la olla tapada hasta que se abran. Compruébalos con frecuencia después de tres minutos y transfiere los mejillones abiertos a un bol. Deseche los mejillones que queden sin abrir después de 10 minutos. Comprueba que el caldo no tenga arena y cuélalo o decántalo si es necesario. Combinar el líquido con el resto del caldo de las cáscaras de las gambas reservado.  Derrita la mantequilla en una sartén mediana y cocine el puerro, las zanahorias y el apio a fuego medio-alto, removiendo a menudo, hasta que las zanahorias estén crujientes, de 5 a 10 minutos. Añadir el ajo prensado y remover hasta que esté fragante, unos 30 segundos. Añadir los tomates triturados y remover bien. Combine la mezcla de verduras y los cubos de cebolla con el caldo reservado. Lleve a fuego lento y añada el pescado y las gambas removiendo suavemente para que el pescado no se rompa demasiado. Cocine durante unos tres minutos, removiendo suavemente, hasta que el pescado esté casi cocido. Vuelva a poner los mejillones y los jugos acumulados en la olla, removiendo suavemente, hasta que se calienten. Servir con pan francés crujiente para absorber el sabroso caldo.

Sopa de pescado jamie oliver

La sopa de pescado es un sabroso plato elaborado con pescado fresco, imprescindible en la tradición culinaria de las regiones marítimas italianas. Cada ciudad que mira al mar tiene su propia receta; basta pensar en el famoso caldo ligero de Fano, en la típica sopa de almejas o en un simple guiso de pescado. Lo que hace que esta sopa sea tan especial es el caldo de pescado, de intenso sabor, elaborado con los restos de pescado que liberan todos sus aromas durante la cocción. Si acompaña la sopa con rebanadas de pan casero, dará un toque rústico y genuino a este delicioso primer plato. Aunque es un poco laboriosa, la sopa de pescado merece ser preparada: ¡sus sabores y aromas te transportarán junto al mar durante un día!

Para hacer la sopa de pescado, empiece por limpiar los dorados: después de haberlos eviscerado y enjuagado, córteles el lomo a la altura de la espina central 1, y divídalos en dos filetes 2, luego retire las espinas más pequeñas con unas pinzas especiales para espinas de pescado 3, sostenga el filete tumbado en la tabla de cortar y frótelo con la punta de los dedos para localizar las espinas. Guardar los restos de pescado que se utilizarán para el caldo.

Receta de sopa de pescado sencilla

La bullabesa (pronunciación francesa:  [bu.ja.bɛːs]; occitano: bolhabaissa, bullabessa [ˌbuʎaˈβajsɔ / ˌbujaˈbajsɔ]) es un guiso de pescado tradicional provenzal originario de la ciudad portuaria de Marsella. La forma francesa e inglesa bouillabaisse proviene de la palabra provenzal occitana bolhabaissa, un compuesto formado por los dos verbos bolhir (hervir) y abaissar (reducir el calor, es decir, cocinar a fuego lento).

Lo que diferencia a la bullabesa de otras sopas de pescado es la selección de hierbas y especias provenzales en el caldo; el uso de pescados óseos locales del Mediterráneo; la forma de añadir los pescados de uno en uno y llevarlos a ebullición; y el método de servirlos. En Marsella, el caldo se sirve primero en un plato hondo con rebanadas de pan y rouille, y luego el pescado se sirve por separado en una gran fuente (véase la imagen de la derecha); o, más sencillamente, como sugiere Julia Child, el pescado y el caldo se llevan a la mesa por separado y se sirven juntos en grandes platos hondos[1].

En 1980, once restauradores marselleses colaboraron en la elaboración de la Carta de la Bullabesa, que codifica tanto los ingredientes como el método de preparación[2] Una auténtica bullabesa marsellesa debe incluir rascasse (Scorpaena scrofa), un pez óseo que vive en la calanque y los arrecifes cercanos a la costa. También suele llevar congre (congrio europeo) y grondin (petirrojo de mar)[3] Según la Guía Michelin Vert, los cuatro elementos esenciales de una verdadera bullabesa son la presencia de rascasse, la frescura del pescado, el aceite de oliva y un excelente azafrán[4].