Como hacer salsa de trufa para pasta

Como hacer salsa de trufa para pasta

tartufi jimmy truffle sau

La salsa de trufa puede utilizarse para dar un toque extra a muchas recetas: tortilla con trufas, risotto, como cobertura de bruschetta o crostini o como relleno de pasta rellena como raviolis y tortelloni.

Los tres tamaños le dan la máxima libertad en el uso y el número de comensales: el más pequeño (80gr) perfecto para 3-4 personas, el mediano, con 180gr, perfecto para una cena con 7-8 comensales, y el tamaño más grande: un bote de 500 gramos, ideal para una cena de grupo. En cualquier caso, una vez abierta, la salsa de trufa se mantiene fresca en la nevera durante 2/3 días: basta con cubrirla con aceite de oliva.

La salsa de trufa es un producto envasado que cumple con la legislación en materia de higiene y seguridad alimentaria. Para cualquier certificación adicional, se recomienda consultar el pliego de condiciones del producto en materia de calidad y seguridad.

salsa del recolector de trufas por

Saltar a la recetaLos delicados sabores de las hebras de pasta con salsa de trufa negra tienen un agradable equilibrio de sabores con el ajo y las anchoas. Este es un plato maravilloso para servir en una ocasión especial o una cena romántica.

Mi amiga, Julie, me hizo un precioso regalo con una bonita trufa negra fresca de Oregón en su interior.    ¡Qué buen regalo y qué buena amiga!    ¡Fue realmente especial, ya que estos pequeños son como el oro!    Estaba empaquetada en una cama de arroz blanco para mantenerla fresca.

Nunca había probado una trufa y estaba ansiosa por preparar una cena romántica para Don con esta trufa.    La verdad es que parece un trozo de carbón, pero era fragante y tenía un tacto un poco esponjoso al apretarla ligeramente.

También son difíciles de localizar para nosotros los humanos y en Oregón se utilizan perros sabuesos para olerlas.    Hay una granja de trufas en la zona de Portland, Oregón, donde se puede ir a buscar trufas y contratar a su perro como ayudante.    Está a sólo tres horas en coche de mi casa a Portland y creo que sería una gran aventura divertida para poner en mi lista de deseos.

salsa de trufa negra

Saltar a la recetaLos delicados sabores de las hebras de pasta con salsa de trufa negra tienen un agradable equilibrio de sabores con el ajo y las anchoas. Este es un plato maravilloso para servir en una ocasión especial o una cena romántica.

Mi amiga, Julie, me hizo un precioso regalo con una bonita trufa negra fresca de Oregón en su interior.    ¡Qué buen regalo y qué buena amiga!    ¡Fue realmente especial, ya que estos pequeños son como el oro!    Estaba empaquetada en una cama de arroz blanco para mantenerla fresca.

Nunca había probado una trufa y estaba ansiosa por preparar una cena romántica para Don con esta trufa.    La verdad es que parece un trozo de carbón, pero era fragante y tenía un tacto un poco esponjoso al apretarla ligeramente.

También son difíciles de localizar para nosotros los humanos y en Oregón se utilizan perros sabuesos para olerlas.    Hay una granja de trufas en la zona de Portland, Oregón, donde se puede ir a buscar trufas y contratar a su perro como ayudante.    Está a sólo tres horas en coche de mi casa a Portland y creo que sería una gran aventura divertida para poner en mi lista de deseos.

salsa caliente de trufa negra

Para este lujoso plato, el chef Robin Jackson, del Knight Inlet Lodge en la Columbia Británica, baña la pasta con una salsa de crema infusionada con trufa y la corona con rebozuelos, lavanda, pecorino y virutas de trufa, que desprenden su seductor aroma en el vapor. Ver la receta de Tagliatelle con salsa de crema de trufa negra «. Fotografía Ingalls

Para este lujoso plato, el chef Robin Jackson, del Knight Inlet Lodge de la Columbia Británica, baña la pasta con una salsa de crema infusionada con trufa y la corona con rebozuelos, lavanda, pecorino y virutas de trufa, que desprenden su seductor aroma en el vapor. Esta receta apareció por primera vez en nuestro número de diciembre de 2014 con el reportaje In Truffles We Trust.

Para este lujoso plato, el chef Robin Jackson, del Knight Inlet Lodge de la Columbia Británica, baña la pasta con una salsa de crema infusionada con trufa y la corona con rebozuelos, lavanda, pecorino y virutas de trufa, que desprenden su seductor aroma al vapor.