17th January 2009

Efecto de los lácteos en nuestra salud

Clasificado en Lácteos |

<

Estamos entrando en un terreno de la alimentación humana que chocará frontalmente, no solo con las costumbres adquiridas, sino también con aspectos filosóficos de gran envergadura como es la filosofía Ved anta, donde la vaca como productora de leche está ligada a la salud y la religión.

Cuando antiguos y sabios naturistas expresaban que : “El único animal que toma leche de otra especie e inclusive siendo adulto es el hombre”, a lo que agregaban :

¡ “esto no puede ser!”; ellos querían mostrarnos la incongruencia humana con la que también estamos rompiendo las normas o leyes de la naturaleza.

Por anatomía comparada se ha demostrado que somos vegetarianos, debiéramos comprender de que nada que no provenga del reino vegetal nos pertenece como alimento a nuestra condición de vegetarianos.

Por otra parte si a ello le sumamos el hecho real de que nuestras vacas se encuentran tan “explotadas” como todos los animales de uso “doméstico” que el hombre pone a su servicio de manera caprichosa y comercial, entenderemos que de la explotación y sacrificio de las vacas, no puede salir nada bueno para el cuerpo ni para el espíritu.
Como no hay mayor ciego que el que no quiere ver, y hoy día la ceguera proviene de la fuerza que emana del mundo material explotado a la máxima expresión por la industria, este tema puede resultar controvertido para muchos materialistas e incluso espiritualistas que quieran seguir pensando igualmente que antes, o simplemente rendirse ante la fuerza de la “Era de Hierro” en la que vivimos atrapados todos.
No me ofrezco como salvador de nadie, pero las más sencillas y obvias verdades son a veces las más difíciles de admitir, estando muchas veces la sociedad edificada sobre falsas verdades que enorgullecen a muchos sobre las cuales han construido sus vidas.

Como médico de muchos y de mi mismo pude comprobar el efecto de los lácteos en detrimento de la salud.
Al volverme vegetariano, pasé a consumir mayor cantidad de lácteos y mi salud no se vio beneficiada substancialmente . Cuando dejé de consumir lácteos los efectos fueron evidentes a partir del tercer mes, cuando comenzaron a desaparecer mis molestias de alergia nasal que padecía desde hace años. Hoy con orgullo puedo decir que al “aconsejar” eliminar los lácteos de la dieta de mis pacientes, consigo la curación de múltiples dolencias con mínimo esfuerzo medicamentoso natural.
Enfermedades diversas del aparato respiratorio, digestivo, genitourinario, mamaria, alérgicas, cardiovasculares y otras degenerativas, se ven incrementadas y estimuladas por los lácteos.

En los EE.UU. se consumen más productos lácteos que en todo el resto del mundo.
Si los productos lácteos son un alimento tan bueno, lo razonable sería esperar de que tuvieran el más alto índice sanitario. Por el contrario el obrero norteamericano medio ocupa el primer lugar en el mundo en cuanto a enfermedades degenetativas
(Informe de Richard o. Keeler, director del programa del Presidents Council on Psycal Ftness, aparecido en los Ángeles Time en abril de 1.981. )

Por otra parte se ha constatado de que los pueblos más consumidores de leche entre los que se encuentran EE.UU. Holanda, Francia, India; se encuentra el mayor número de personas afectadas de osteoporósis, por el contrario provincias Chinas donde no existe animales de ordeñe casi no se conoce esta enfermedad.
La leche es un alimento políticamente contaminado, ya que la industria lechera recibe subsidios ( lo cual significa que la financian los contribuyentes), por sumas millonarias. Hoy la demanda en EE.UU. está disminuyendo substancialmente , a medida de que se pone de manifiesto que no son alimentos perfectos, como una vez se los consideró.

Pero la producción continua. Y pueden estar seguros de ello ya que la publicidad se refiere a los beneficios que los lácteos representan para la salud.
Millones se gastan en campañas que intentan convencer al público de que compren leche por sus múltiples beneficios para la salud.

Si ningún mamífero continua bebiendo su propia leche,
¿porqué lo hacen los humanos. Si a una vaca adulta le ofrecieran leche, la olfatearía y diría: “No, gracias”, tengo la hierba. Preguntémonos si es posible que el Creador haya dispuesto las cosas de tal manera que la única especie sobre la tierra que bebe leche de vaca seamos los seres humanos.

La leche de vaca fue pensada y diseñada solamente con un propósito y solo uno :
alimentar a los ejemplares jóvenes de la especie. Ningún animal bebe ni quiere beber leche una vez que lo han destetado. Claro que no estoy hablando de los animales domesticados, cuyas inclinaciones naturales han sido pervertidas por el ser humano. Durante la fase inicial de la vida, la práctica invariable de todos los mamíferos es tomar la leche de su madre, pero una vez destetados, durante el resto de su vida se mantienen con otros alimentos acordes a su especie. La naturaleza impone que los mamíferos seamos detentados a temprana edad. Los hombres, por otra parte, enseñamos que después de que la madre ha terminado con su función de nodriza, debe asumirla la vaca. En otras palabras: sobre la tierra hay un mamífero, el hombre, que nunca, llega a ser destetado. ¿Por qué? . Naturalmente es difícil plantearse objetivamente el problema, dada toda una abundante información contradictoria. Solo deseo que Ud. se pregunte a su lógica, a su sentido común la idea de que a los seres humanos jamás haya que destetarnos. Preguntase si esta educación en que se vio envuelto desde la niñez no ofende su lógica y sentido común .

¿ Habéis visto alguna vez a una cebra mamando de una jirafa?. ¡No? ¿ Y a un perro de una yegua? ¿ Tampoco? .
Bueno, pues, ¡habéis visto a un ser humano mamando de una vaca?. Los tres ejemplos son igualmente ridículos. Pero sí habéis visto seres humanos mamando de vacas, porque si alguna vez visteis cómo alguien se bebía un vaso de leche o se comía cualquier clase de producto lácteo, lo que habéis visto es eso. El solo hecho de que alguien haya ordeñado la vaca y un sistema de distribución se la haga llegar al consumidor en un vaso no significa que esa persona no esté mamando de la vaca. Claro que no nos parece nada raro que alguien beba un vaso de leche, pero ¿ cómo reaccionaríamos si paseando por el campo viéramos que en una zona de pastoreo hay un señor o una señora, bien vestido, de rodillas mamando una vaca?. ¿ Irías tú, sorteando los montones de estiércol, buscando la vaca para tomar la leche directamente de la ubre?. ¿NO?. Pero dejas que alguien la ordeñe y te la sirva en un vaso, ¿ verdad ?.
Claro que estoy exagerando, pero si parece raro es sólo porque la lógica, los instintos y el sentido común de la gente le impedirían que bebiese leche sino se la sirvieran de esa manera.
Hay una cosa respecto de la cual los hechos son claros, y es que la composición química de la leche de vaca es diferente a la de la leche humana. Si tus vísceras pudieran hablar, después de que hubieras ingerido un producto lácteo te preguntarían:

“¿ Qué anda haciendo éste hombre con las vacas?.”

Las enzimas necesarias para llegar a descomponer y digerir la leche son la renina y la lactasa, que en la mayoría de los seres humanos ya han desaparecido a los tres años. En todo tipo de leche hay una sustancia que se llama caseína, pero en la leche de vaca hay trescientas veces más de caseína que en la leche humana, para que puedan formarse huesos muchos más grande. En el estómago la caseína se coagula formando grandes copos densos y difíciles de digerir, adaptados al aparato digestivo de la vaca, que tiene cuatro estómagos. Una vez dentro del organismo humano esa densa masa viscosa impone al cuerpo un tremendo esfuerzo para librarse de ella. Dicho de otra manera: que para digerirla se ha de gastar una enorme cantidad de energía. Lamentablemente, esa sustancia viscosa se endurece en parte, y se adhiere al revestimiento del intestino, impidiendo que el cuerpo pueda absorber otras sustancias nutritivas. Resultado: letargo. Además, los subproductos de la digestión de la leche dejan en el cuerpo gran cantidad de mucus tóxico, muy acidificante, que se almacena parcialmente en el cuerpo en espera del momento en que éste pueda eliminarlo. La próxima vez que estés por quitar el polvo de un mueble, úntalo con alguna pasta y ya verá lo difícil que se hace pasar el plumero. Pues lo mismo hacen los productos lácteos dentro de tu cuerpo. Y eso se traduce en aumento de peso, no en perdida de peso. La caseína, dicho sea de paso, es la base de uno de los adhesivos más fuertes que se usan en carpintería.

Las investigaciones del Dr. Norman W. Walker, especialista en salud que ha estudiado durante cincuenta años el tema y es un experto en el sistema glandular nos dice : un importante factor que contribuye a la aparición de problemas tiroidéos es la caseína. Y el hecho de que los productos lácteos lleguen al consumidor muy procesados y tengan siempre vestigios de penicilina y antibióticos los convierte en una carga aún más pesada para el organismo.

Mucha gente es alérgica a los antibióticos, y a nadie se les ocurre decir que se han de tomar medicinas cuando uno se encuentra bien. Se debería procurar ingerir tan pocos medicamentos como sea posible. El cuerpo se ve obligado a gastar energía para descomponerlos y deshacerse de ellos. En el New England Journal of Medicine, los doctores Holmberg, Osterholm y otros expresan que “la difundida práctica de administrar antibióticos al ganado para acelerar su crecimiento, genera bacterias potencialmente letales que pueden afectar a los seres humanos ….”. Otros estudios advierten de la peligrosa práctica de administrar antibióticos al ganado y sus graves efectos para la salud humana de quien consume carnes y leche. Hoy esta práctica es tan habitual y evidente que no puede pasarse por alto.
La dificultad más grave que se deriva del consumo de lácteos es la formación de mucus en el organismo, que al tapizar la membrana mucosa en el organismo, las obliga a cumplir muy lentamente su función con el consiguiente desperdicio de energía vital. Es una situación que debe ser rectificada y evitada. Aquellas personas que desean reducir de peso, se ven dificultadas cuando sus sistema está sobrecargado de mucosidades.

Muchas personas que sufren de mucosidades en sus garganta y árbol respiratorio suelen ser consumidores de productos lácteos.

El Dr. William A. Ellis, cirujano y osteópata, autoridad científica que ha investigado durante más de cuarenta años todo lo que tiene que ver con el consumo de leche y con los problemas que con él se relacionan nos dice : se demuestra claramente la vinculación entre el consumo de productos lácteos y las afecciones cardíacas, artritis, alergias y migrañas, a lo que agrega : son un importante factor en la obesidad, al tiempo que impiden la absorción de las sustancias nutritivas, con lo que llevan a la “fatiga crónica”.
Todos estos problemas existen incluso si los productos lácteos se consumen en las combinaciones correctas. Puesto que cualquier producto lácteo es un alimento concentrado, con él no se ha de consumir ningún otro que también lo sea ( se llama concentrado a cualquier alimento que no sea frutas y verduras crudas). Si se los consume solo, los productos lácteos ya son bastante engorrosos para el cuerpo, pero si se los combina más ya son catastróficos.

La leche de vaca es para el ternero, o sea el bebé de la vaca. Toda esa historia de que consumiendo yogur o leche se viven 130 años es un cuento o invento interesado por las productoras. Lo que contribuye a una longevidad es una vida al aire libre, el trabajo físico, el agua pura y los alimentos no contaminados que algunos pueblos cultivan y si consumen algo de yogur es fresco y no tiene el grado de fermentación del producto comercial, ni aditivos.

Si estas decidido a continuar consumiendo lácteos, por lo menos combínalos bien para que sean lo menos dañino posible. La leche se ha de beber absolutamente sola. No hay en el planeta alimento que forme más mucosidades, y no combina bien con nada. Si te gusta el queso, rállalo grueso y agrégalo a una ensalada o derrítelo y échalo sobre un plato de verduras. No comas quesos amarillos, porque el color se lo dan con anilinas. Si Ud. es un fanático de la pizza, y esta a punto de dejar la lectura o de tirar el libro a la basura, espere, sea paciente y siga leyendo por favor!. Si de vez en cuando quiere comer pizza, perfecto. Por lo menos, sea consciente del daño potencial que causa y no abuses de ella. Si un día comes pizza, que el día siguiente sea de limpieza. Haz lo que sea mejor para tu organismo. Y si quieres algún queso fuerte, no lo comas después de una comida italiana muy condimentada; sírvetelo de cuando en cuando, con el estomago vacío, para que el organismo tenga por lo menos alguna posibilidad de defenderse.

Lo mismo con el yogur. No lo comas con fruta, porque fermentará y se te echará a perder en el estomago. Tómalo solo, con el estomago vacío, o úsalo como aderezo, mezclando con una ensalada.

Recuerda : “nadie cae inmediatamente muerto por transgredir las leyes de la naturaleza”, pero ésta es inflexible y el precio será una perdida de lozanía, capacidad, calidad de vida y salud; incluso, compara: “nadie cae inmediatamente muerto por fumar tabaco que es un veneno” , pero todos sabemos sus resultados a la larga.

Hay gente que insiste en que los lácteos son necesarios para obtener calcio. Nos han hecho creer que la leche es una importante fuente de calcio, y que si no bebemos leche se nos caerán los dientes o se nos desintegrarán los huesos. Para empezar, el calcio que hay en la leche de vaca es de mucho menor calidad que el contenido en la leche humana y en la naturaleza vegetal y está asociado a la caseína, lo cual impide que el organismo pueda absorberlo. Además, la mayoría de los bebedores de leche y comedores de queso consumen productos pasteurizados, homogeneizados o sometidos a alguna otra forma de procesamiento, que degrada el calcio y lo hace sumamente difícil de utilizar. E incluso si se consumieran los productos crudos, es tal el potencial dañino de la leche que no compensas ningún bien posible. El cuerpo humano tiene una capacidad de adaptación notable, pero la leche de vaca, simplemente no ha sido pensada para el hombre.

El hecho es que todas las verduras de hojas verdes contiene calcio. Todas las nueces (crudas) contienen calcio. Y las semillas de sésamo, amapola, crudas contienen más calcio que ningún otro alimento sobre la tierra. También la mayoría de las frutas lo contienen. Si diariamente comes frutas y verduras crudas y algunas semillas ( una nuez, una cuchara dita pequeña de semillas de amapola o sésamo), no puedes tener una deficiencia de calcio.

Las mejores fuentes de calcio son : semillas de sésamo cruda, nueces crudas, las algas (iziki, kelp, dulse ), todas las verduras de hojas, los frutos secos. Y si todavía la cosa te preocupa : espolvorea de cuando en cuando algunas semillas de sésamo o amapola en las ensaladas o las verduras; o tritura cascara de huevo con la tela interior y deja macerar en limón durante un día a dos y pones en tu alimento una cuchara dita de ese liquido banco que se ha formado, a tu comida., y no podrás tener una deficiencia de calcio por más que te empeñes. Indudablemente, para aprovisionarnos de calcio no dependemos de nuestros amigos los bovinos. La vaca, ¿ de donde obtiene el calcio? ¡ De los granos y las hierbas!. Y seguro que no beben leche ni comen queso para asegurárselo.

Es importante conocer el papel que desempeña el calcio en el organismo humano. Una de sus funciones principales es neutralizar la acidez en el sistema. Mucha gente que cree tener una deficiencia de calcio sigue una dieta sumamente acidificante, de manera que la neutralización de esta acidez está constantemente usurpando el calcio del cuerpo. Su dieta les suministra el calcio necesario, pero lo están consumiendo continuamente. Todos los productos lácteos , excepto la manteca, son sumamente acidificantes. La manteca es una grasa, y por consiguiente, es neutra. Como las grasas retarda la digestión de las proteínas, es mejor no comer manteca con ninguna proteína. En cambio, se la puede comer con carbohidratos. Lo irónico es que la gente consume productos lácteos para asegurarse el calcio, y el calcio que ya existe en su organismo se consume para neutralizar lo efectos de los productos lácteos que van comiendo. La idea no debe ser recargar el cuerpo de calcio, sino más bien cambiar los hábitos alimenticios de manera tal que se formen menos ácidos en el sistema. De esa manera, el calcio será aprovechado en todo su potencial.
Cuando empieces a reducir el consumo de lácteos es probable que observes de que se te cae un poco el pelo o que se te ponen las uñas quebradizas. No hay que confundir estos cambios con otros similares que se producen en muy raros casos de deficiencia proteica. Tu cuerpo está adaptándose de la absorción de un calcio de “segunda” contenido en los lácteos a la de las formas más refinadas de calcio proveniente de los vegetales.

El cuerpo reemplazará las uñas y los cabellos de la misma forma que va reemplazando la piel que se descama. Es difícil advertirlo, pero la piel está continuamente desprendiéndose, y va siendo reemplazada por tejidos más sanos. De la misma manera el cuerpo reemplazará el cabello perdido por otro más brillante, y las uñas débiles por otras más fuertes y resistentes. Si cuando reduzcas el consumo de lácteos empiezas inmediatamente a tomar nueces y semillas crudas , dos o tres veces por semana, lo más probable es que las uñas y el pelo se te pongan más fuertes y más brillantes que nunca.

Mi experiencia de los últimos quince años me han permitido comprobar que muchos problemas alérgicos y respiratorios, especialmente el asma, pueden estar directamente relacionados con el consumo de lácteos. Personalmente asistí y asisto a pacientes para que puedan eliminar de sus vidas el asma y todos resultan ser consumidores de productos lácteos. Lo mismo es valido para los niños con afecciones de oído, algo tan común que de hecho se lo considera como una parte normal de la infancia. Es raro que los niños no sometidos a éste tipo de alimento tengan infecciones de oído. Y sé de muchos que jamás lo han tenido, porque sus padres tuvieron la prudencia de no acostumbrarlos a este tipo de “no alimentación”.
Se de que hay expertos que dicen que los productos lácteos son una parte importante de una dieta sana. Y que hay expertos que dicen lo contrario.

Yo quiero que Uds. no terminen por levantar las manos al cielo de disgusto, frustración o clemencia. Lo más sensato sería que comiencen a tomar decisiones basadas en sus propios recursos de pensamiento. ¿Les parece sensato de que los seres humanos consumamos leche de vaca?. Esa es la primera de las cuestiones, porque sea cual sea la forma en que se la consuma y por más sabrosa que sean, si comen productos lácteos estarán mamando de la vaca.

Pero si todavía se cuestiona y desean saber algo más que mi experiencia profesional y humana puesta al servicio de su salud , quiero que se detenga Ud. en un Análisis detallado de los mecanismos por los cuales los lácteos generan enfermedades.

Nota : Beba o no Ud. leche, por la razones que tenga , lo importante es que lo haga con prudencia y correctamente en combinaciones compatibles y lo más importante es que no mate a : “su madre”, la vaca dadora de vida.

Hay mucho mas material en materia de una Alimentación Racional y humana que Ud. y todos debemos conocer .

DR. SCHURIG TERRAF

Popularity: 21% [?]

Enlaces Relacionados

El pescado gran fuente de salud.
  • Que la Alimentación sea tu Medicina y tu Medicina el Alimento
  • Propiedades nutritivas del Pimiento
  • La Alcachofa, digestiva y diurética
  • Propiedades nutritivas del Rábano
  • Los frutos secos en la Alimentación
  • Propiedades y Beneficios del Zinc
  • Opiaceos alimentarios
  • Precauciones a tener en cuenta en el uso del Ajo
  • Propiedades nutritivas de las Espinacas
  • Este artículo ha sido escrito el Saturday, January 17th, 2009 at 4:46 pm y ha sido clasificado en Lácteos. Puedes seguir respuestas a este artículo en RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario , o trackback de tu propio sitio.

    Comentarios respecto a “Efecto de los lácteos en nuestra salud”

    Tus comentarios le interesan a todo el mundo, déjanos saber que piensas....

    1. 1 El January 24th, 2009, Adriana dijo:

      Hola, quiero dar las gracias a la persona que ha escrito este articulo, por que hoy he apredido algo nuevo para mi vida, soy una persona que me encanta la leche pero desde hace un tiempo consumo leche de soya organica, pocas ocasiones consumo leche de vaca, pero con esto compruebo mi idea sobre la leche de vaca.
      GRACIAS NUEVAMENTE…….

    2. 2 El June 21st, 2011, valeria dijo:

      Hace 5 meses que dejamos definitivamente todos los lacteos y mis hijos estuvieron quince dias con bronquitis otitis quisiera saber que puede haber pasado.
      Yo creo que los lacteos son daÑinos y no se porque seguimoS con mocos

    3. 3 El November 1st, 2011, Jorge dijo:

      Desde que lei el articulo, realize la prueba para comprobar si era cierto, llevo cerca de 3 semanas sin tomar ningun producto lacteo, me a mejorado notablemente la alergia y me encuentro con mucha mas energia que antes.

    4. 4 El July 8th, 2012, bea dijo:

      Yo siempre he consumido muchos lácteos y la verdad es que tengo casi todos los síntomas de los que hablas! Me va a costar muchísimo renunciar a ellos por completo para comprobar si mejoro. Podría tomar lácteos sin lactosa o no son tan inocuos como los pintan?

    5. 5 El August 6th, 2012, graciela dijo:

      es una casi copia del libro la antidieta de harbey y marilyn diamond (…)Si a una vaca adulta le ofrecieran leche, la olfatearía y
      diría: No, gracias, tengo la hierba. Preguntémonos si es posible que el Creador haya
      dispuesto las cosas de tal manera que la única especie sobre la Tierra que bebe
      leche de vaca seamos los seres humanos.(pag 75)Si a una vaca adulta le ofrecieran leche, la olfatearía y
      diría: No, gracias, tengo la hierba. Preguntémonos si es posible que el Creador haya
      dispuesto las cosas de tal manera que la única especie sobre la Tierra que bebe
      leche de vaca seamos los seres humanos. Quizás el lector esté pensando: Pero, ¿de
      qué habla este, si los terneros beben leche de vaca? Exactamente. La leche de vaca
      fue pensada y se fabrica con un propósito y solo uno: para alimentar a los
      ejemplares jóvenes de la especie. Ningún animal bebe ni quiere beber leche una vez
      que lo han destetado. Claro que no estoy hablando de los animales domesticados,
      cuyas inclinaciones naturales han sido pervertidas. Durante la fase inicial de la vida,
      la práctica invariable de todos los mamíferos es tomar la leche de su madre, pero
      una vez destetados, durante el resto de su vida se mantienen con otros alimentos.
      La naturaleza impone que los mamíferos seamos destetados a temprana edad. Los
      hombres, por otra parte, enseñamos que después de que la madre ha terminado
      con su función de nodriza, debe asumirla la vaca. En otras palabras: sobre la Tierra hay un mamífero, el hombre, que nunca, jamás llega a ser destetado. ¿Por qué?
      Naturalmente, es difícil plantearse objetivamente el problema, dada toda esa
      abundancia de información contradictoria, pero pregúntese el lector si en alguna
      medida no ofende a su lógica y su sentido común la idea de que a los seres
      humanos jamás haya que destetarnos.
      ¿Habéis visto alguna vez a una cebra mamando de una jirafa? ¿No? ¿Y a un
      perro de una yegua? ¿Tampoco? Bueno, pues, ¿habéis visto a un ser humano
      mamando de una vaca? Los tres ejemplos son igualmente ridículos. Pero sí habéis
      visto seres humanos mamando de vacas, porque si alguna vez visteis como alguien
      se bebía un vaso de leche o se comía cualquier clase de producto lácteo. Lo que
      habéis visto es eso. El solo hecho de que alguien haya ordeñado la vaca y un
      sistema de distribución se la haga llegar al consumidor en un vaso no significa que
      esa persona no esté mamando de la vaca. Claro que no nos parece nada raro ver
      que alguien se beba un vaso de leche, pero ¿cómo reaccionaríamos si paseando por
      el campo viéramos que en una zona de pastoreo hay un señor o una señora, bien
      vestido, de rodillas mamando de una vaca? ¿Irías tú, sorteando los montones de
      estiércol, a buscar la vaca para tomar la leche directamente de la ubre? ¿No? Pero
      dejas que alguien la ordeñe y te la sirvan en un vaso, ¿verdad? Claro que estoy
      exagerando, pero si parece raro es solo porque la lógica, los instintos y el sentido
      común de la gente le impide que bebiese leche si no se la sirvieran de esa manera….

    Escribir un comentario