1st June 2008

Propiedades del Berro

Hipócrates veía en él uno de los mejores estimulantes y expectorantes; Dioscórides le prestaba virtudes afrodisíacas; Ambroise Paré lo recetaba para luchar contra a sarna de los niños; hoy en día, el profesor León Binet, tras experimentarlo con ratas, ve en él un medio de retrasar la aparición de algunos cánceres. Una vez más, pues, nos encontramos frente a lo que podríamos llamar una «verdu­ra todo uso». Con plenos méritos.
Contiene cantidades excepcionales de vitaminas A, B 1, B 2, C, E y PP, y es además más rica en hierro que las espinacas y posee más cantidad de caroteno. En estas condiciones, se comprende que sea preferible saborearlo crudo, en ensalada o como guarnición de carnes.

Añadamos a esto que su jugo, obtenido por presión, detiene la caída del cabello, y que se pretende incluso que, mezclado con miel, constituye una pomada insuperable
contra las pecas.

Tiene, sin embargo, un defecto. Creciendo como lo hace en un medio acuático, es muy sensible a todo tipo de contaminaciones y en particular a la duela, un temible parásito transmitido por los excrementos de los animales. Es pues -una vez no hace costumbre- mucho más prudente preferir el berro cultivado que el silvestre.

Popularity: 21% [?]

Clasificado en Berro | 6 Comentarios