19th February 2013

Etiquetado y empaquetado

Cada cosa que entra en el congelador debe estar etiquetada. Es una buena idea utilizar etiquetas de diferentes colores para cada alimento ya que así los hace fácilmente reconocibles. Hay que escribir con claridad, no sólo la fecha de congelación sino también la máxima de utilización. Usar una tinta que no pueda borrarse con la humedad y además, etiquetas especiales para congelar. Una envoltura de film transparente adherente asegura mejor su inmobilidad. Registrar todas las «entradas» en un libro de registro, anotando la misma información que en las etiquetas, de esta manera se puede ver con una mirada lo que se debe usar y cuándo. Todos los paquetes deben estar cerrados herméticamente, sin llenar completamente, para la expansión del líquido y deben contener el menor aire posible. La quemadura por congelación ocurre cuando el empaquetado ha sido hecho descuidadamente, y el alimento se deshidrata por el contacto con el aire. Secar todos los paquetes antes de introducirlos en el congelador, así no se pegarán a las paredes.

etiquetas-colores

etiquetas-colores-2

Leer el resto del artículo »

Popularity: 22% [?]

Clasificado en Alimentos congelados | 0 Comentarios

18th February 2013

Congelar los alimentos

congelador pinguino

EL CONGELADOR

Los alimentos frescos que han sido congelados, guardados y descongelados debidamente, tienen que aparecer en las mismas condiciones anteriores a este proceso, es decir, conservando las mismas cualidades y poder nutritivo de origen. Salvo algunas excepciones, esto puede decirse de todos los alimentos y ningún otro método de conservación
puede conseguir mejores resultados.

Comprar un congelador es, para la mayoría de personas, casi como comprar un coche sólo cuando se estropea, se da uno cuenta de que desearía tener algunas nociones de cómo funciona-. En realidad, el congelador funciona de una manera más simple que el coche, ya que un congelador correctamente instalado y fabricado por una firma de prestigio pocas veces se estropea. Congelar alimentos consiste en convertirlos de líquidos o flexibles en sólidos, y con ello, detener (aunque no parar completamente) los procesos orgánicos que normalmente llevan al enranciamiento, deterioro y, con el tiempo, la putrefacción.

Para conseguirlo, un congelador debe tener tres componentes básicos: un evaporador, un condensador y un compresor. Los tres se conectan por medio de tuberías, a través de las cuales circula una mezcla refrigerante. Este sistema de aparatos accionados por motor y tuberías es el que transmite el calor de los alimentos almacenados al exterior. El re­frigerante circula primero a través del evaporador, donde se convierte en gas, luego circula a través del compresor, recogiendo a la vez el calor de los alimentos. El compresor fuerza el gas a entrar en el condensador, que a su vez convierte de nuevo el gas en líquido, y se repite el ciclo una y otra vez. Leer el resto del artículo »

Popularity: 23% [?]

Clasificado en Alimentos congelados | 0 Comentarios